Subcontratación Laboral. Obligaciones al contratar proveedores inscritos en el REPSE

Alejandro Ponce

Noviembre 30, 2021


Si contratas servicios especializados y le pediste a tus proveedores que se inscribieron en el REPSE, hay obligaciones que tú debes cumplir. De no hacerlo, serás responsable solidario y los gastos no serán deducibles.

¿Qué tipo de subcontratación está permitida?

Derivado de la reforma en materia de subcontratación (Outsourcing) publicada en el DOF el 23 de abril de 2021, a partir de su entrada en vigor sólo está permitida la subcontratación de personal para los servicios especializados o para la ejecución de obras especializadas que no formen parte del objeto social de la contratante.

Se entiende que hay subcontratación de personal cuando una persona física o moral proporciona o pone a disposición trabajadores propios en beneficio de otra (Art. 12 Ley Federal del Trabajo).

Se consideran servicios especializados o de ejecución de obras especializadas aquellos que no formen parte del objeto social ni de la actividad económica preponderante de la beneficiaria de estos, es decir, de quien los contrata (Art. 13 Ley Federal del Trabajo).

Pues bien, de acuerdo con los artículos 12 y 13 de la LFT, se permite la subcontratación de personal cuando se trata de servicios especializados o ejecución de obras especializadas y, está prohibida la subcontratación de personal cuando los trabajadores subcontratados realicen servicios u obras que forman parte del objeto social o actividad económica de la contratante.

Hay que aclarar que, no en todos los servicios especializados ni en toda ejecución de obras especializadas hay subcontratación de personal. Por ejemplo, si soy un restaurante y contrato la instalación de un aire acondicionado, es cierto que se trata de la ejecución de una obra especializada que no forma parte del objeto social del restaurante, sin embargo, la empresa que instala el aire acondicionado no está poniendo su personal a disposición del restaurante, pues lo que el restaurante contrató es a una empresa para que le instale un aire acondicionado, no contrató a una empresa para que le suministre personal y que el restaurante dirija los trabajos que ese personal tiene qué hacer.

Un ejemplo de un servicio especializado en el que sí hay subcontratación de personal podría ser cuando se contrata a una empresa que provee al personal de limpieza. La contratante se dedica a la comercialización de productos electrónicos, dentro de su objeto social no se encuentran los servicios de limpieza, por lo que contrata a otra empresa para que le proporcione al personal que realizará la limpieza en las instalaciones de la contratante.

El personal de limpieza sí está a disposición de la contratante porque es esta la que le va a dar indicaciones de lo que debe hacer.

 

¿A quién se le debe pedir el REPSE?

Los artículos 13, 14 y 15 de la LFT, señalan que el contratista que proporcione personal para servicios especializados o ejecución de obras especializadas deberá estar registrado en el padrón público que llevará la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y, si el contratista no se inscribe en el Registro e incumple con las obligaciones que deriven de las relaciones con sus trabajadores, quien lo contrate será responsable solidario en relación con los trabajadores utilizados para dichas contrataciones.

Por lo tanto, solamente quienes proporcionen personal o pongan personal a disposición para servicios especializados o ejecución de obras especializadas deben estar inscritos en el Registro de Prestadoras de Servicios Especializados u Obras Especializadas (REPSE).

Quienes prestan servicios especializados o ejecutan obras especializadas, sin proporcionar su personal a sus clientes, o sin poner su personal a disposición de sus clientes, no deben inscribirse en el REPSE.

No obstante, por temor a la responsabilidad solidaria y sin haber hecho un debido análisis, hay contratantes que optaron por exigirle a todos sus prestadores de servicios que se inscribieran en el REPSE, en muchos de los casos, aunque no se tratara de una subcontratación de personal para servicios especializados o ejecución de obras especializadas.

Por ejemplo, hay empresas que ocasionalmente contratan el servicio de mantenimiento para sus equipos informáticos, servicio que no forma parte de su objeto social, por lo que se trata de un servicio especializado, no obstante, el personal que realiza el mantenimiento no le es proporcionado a la contratante y no se pone a su disposición para que la contratante dirija el servicio especializado de mantenimiento que va a realizar el personal.

Ahora bien, quienes exigieron a todos sus prestadores de servicios especializados que se inscribieran en el REPSE, deben saber que también ellos adquieren obligaciones cuyo incumplimiento les puede acarrear sanciones y consecuencias.


Artículos relacionados

Médicos, ¿como protegerse del sat?

Obligaciones para los contratantes

Cuando alguien subcontrata personal para servicios especializados o ejecución de obras especializadas, debe asegurarse de que quien le proporciona el personal cumpla con las obligaciones con sus trabajadores, en caso contrario el contratante será responsable solidario en relación con los trabajadores utilizados para dichas contrataciones.

Para asegurarse de lo anterior, el contratante debe cumplir con lo siguiente:

– Formalizar mediante contrato por escrito la subcontratación de servicios especializados o de ejecución de obras especializadas, en el que se señale el objeto de los servicios o las obras, así como el número aproximado de trabajadores que participarán en el cumplimiento de dicho contrato. En los contratos deberá constar el registro y folio de la actividad u obra especializada vigente de la contratista.
– Verificar cuando se efectúe el pago de la contraprestación por el servicio recibido, que el contratista cuente con el REPSE.
– Obtener del contratista copia de los comprobantes fiscales por concepto de pago de salarios de los trabajadores con los que le hayan proporcionado el servicio o ejecutado la obra correspondiente.
– Obtener del contratista copia del recibo de pago expedido por institución bancaria por la declaración de entero de las retenciones de impuestos efectuadas a dichos trabajadores.
– Obtener del contratista copia del pago de las cuotas obrero patronales al Instituto Mexicano del Seguro Social.
– Obtener del contratista copia del pago de las aportaciones al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores.
– Obtener del contratista copia de la declaración del IVA y del acuse de recibo del pago correspondiente al periodo en que el contratante efectuó el pago de la contraprestación y del IVA que le fue trasladado. Esto a más tardar el último día del mes siguiente a aquel en el que el contratante haya efectuado el pago de la contraprestación por el servicio recibido. En caso de que el contratante no recabe esta documentación en el plazo señalado, deberá presentar declaración complementaria en la cual disminuya los montos que hubiera acreditado por dicho concepto.

No cumplir con todo lo anterior, además de la responsabilidad laboral, dará lugar a que los pagos por los servicios especializados no sean deducibles para ISR, y que el IVA trasladado no sea acreditable.

No debes olvidar que la subcontratación es considerada Actividad Vulnerable de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (LFPIORPI), por lo que también deberás proporcionarle al contratista toda la documentación e información que te solicite para que él pueda cumplir con las obligaciones del régimen de prevención de lavado de dinero.

De tal forma que, si tus prestadores de servicios están inscritos en el REPSE, en cada contratación deberás cumplir con todos los puntos señalados con anterioridad.

 

Si necesitas asesoría sobre estos temas, los abogados fiscalistas que integramos Defensa Fiscal Grupo Jurídico estamos a tus órdenes.