Personas Físicas en la mira del SAT

Desde 2004 y 2006 se modificaron las leyes y disposiciones fiscales para darle a la SHCP la facultad de fiscalizar a las personas físicas no inscritas en el RFC.

Con esto, la base de contribuyentes se amplió al 100%, pues desde entonces no es necesario que una persona física esté inscrita en el RFC y presente declaraciones para que la autoridad fiscal la pueda revisar y sancionar.

Una persona física (inscrita y no Inscrita en el RFC) se hace visible para la autoridad fiscal cuando tiene alguna cuenta o contrato con instituciones del sistema financiero (cuenta bancaria, tarjeta de crédito, préstamo personal, préstamo hipotecario, inversión, seguro, etc.), cuando adquiere un inmueble, un vehículo, boleto de avión, cuando paga predial, tenencia, luz, teléfono, etc.

El SAT tiene programas para fiscalizar a todas las personas físicas, a los inscritos con actividad empresarial, profesional, arrendamiento, enajenación de bienes, ingresos por intereses, otros ingresos, sueldos y salarios, régimen de incorporación fiscal, ex pequeños contribuyentes, sueldos y salarios, y también a los no Inscritos.

Al SAT le interesan las personas físicas sin importar el monto de sus ingresos o del dinero que manejen, sea poco o mucho.

Todos tenemos la atención del SAT ya que conoce las erogaciones que realizamos, sabe cuántos ingresos declaramos, a través de sus procedimientos de revisión fácilmente puede determinar las contribuciones que hemos omitido y sin que tengamos oportunidad de defendernos nos privará de rot patrimonio. En este sentido han sido las más recientes reformas fiscales (2014 y 2016).

Actualmente el SAT está emprendiendo más y más actos tendientes a revisar a las personas físicas. Quiere saber: quienes van al médico a consulta o a una intervención quirúrgica; quienes van a los clubes campestres, deportivos, de golf, náuticos, etc.; quienes pagan la colegiatura de sus hijos en escuelas y universidades; quienes pagan multas que imponen otras autoridades.

Quiere saber todo lo que gastamos todos.

 

¿Qué debemos hacer las personas físicas?

1. No hay que mortificarse por la omnipresencia del SAT, es un hecho contra el que nada podemos hacer.

2. No hay que confiar en que la PRODECON nus va a ayudar o el Poder Judicial nos va a amparar, su tarea dista mucho de lograr verdaderos beneficios para los contribuyentes.

3. Debemos alejamos de los fiscalistas que ofrecen “estrategias para pagar menos impuestos o para no pagar impuestos. Esa gente no engaña al fisco, engaña al contribuyente que ingenuamente cree en sus mentiras.

4. Debemos declarar los ingresos que sean suficientes para cubrir todas nuestras erogaciones y para pagar impuestos correctamente.

5. Debemos corregir nuestra situación fiscal de los últimos 10 años, ya que toda la información que está obteniendo el SAT será utilizada para revisarnos ese período y cobrarnos los impuestos que hemos omitido. Para ello es indispensable contar con asesoría legal especializada en la solución de problemas fiscales: Un contribuyente que quiera dar solución a sus problemas fiscales actuales deberá contar no sólo con la asesoría de un contador, sino también de un abogado experto en la materia fiscal.

Realiza tu Test Fiscal para descubrir qué riesgos corres ante el fisco y conoce nuestros Servicios para que sepas como podemos ayudarte a proteger tu patrimonio y libertad.

¡Cuando una persona tiene verdaderos asesores fiscales, no conoce el terrorismo fiscal!

 


Artículos de Interés

El Buen Fin y su objetivo Fiscal

Leave a Comment