Revisiones electrónicas 2016

En 2014 se estableció en el Código Fiscal de la Federación una novedosa forma de revisar a los contribuyentes. En el artículo 42 fracción IX del CFF se estableció que las autoridades podrán practicar revisiones electrónicas a los contribuyentes basándose en la información y documentación que obre en poder de la autoridad.

En una revisión electrónica la autoridad fiscal analiza la información que tiene en su poder -CFDIs, depósitos bancarios, DIOTs, declaraciones mensuales y provisionales, etc.- y con base en ello detecta las irregularidades en que incurrió un contribuyente, por ejemplo, los depósitos en sus cuentas bancarias no coinciden con los ingresos declarados, las deducciones manifestadas en las declaraciones no son reales o se han pagado menos impuestos de los que corresponden.

El contribuyente se entera de las irregularidades y omisiones que detectó la autoridad hasta que le notifican en su buzón tributario el “inicio” de la revisión electrónica. A dicha notificación se le acompaña un oficio que contiene la preliquidación de un crédito fiscal. El contribuyente sólo tiene 15 días, plazo en el que deberá desvirtuar las irregularidades detectadas por la autoridad y aportar pruebas, demostrar que ya pagó las contribuciones, o bien pagar las contribuciones señaladas en la preliquidación.

Si en el plazo de 15 días no se demuestra que la situación fiscal del contribuyente es correcta y por lo tanto no incurrió en las omisiones e irregularidades señaladas por la autoridad, no se demuestra que ya se cubrieron las contribuciones o no se pagan, la preliquidación que contiene el crédito fiscal se convertirá en definitiva y el contribuyente tendrá 30 días para pagar o garantizar dicho crédito fiscal, de conformidad con el artículo 65 del CFF.

Por lo tanto, una revisión electrónica se debe atender con la asesoría de un abogado fiscalista, ya que en el plazo de 15 días se debe realizar prácticamente una defensa, pues concluido este plazo se perderá el derecho para manifestarse respecto a las irregularidades detectadas por la autoridad.

El SAT ha informado que al arrancar el 2016 se practicarán más de 15,000 revisiones electrónicas. Esto significa que respecto de 15,000 contribuyentes ya tienen detectadas las irregularidades y omisiones en que han incurrido, y con estos actos pretenden recuperar –en breve lapso– cantidades importantes de contribuciones que se han omitido. No se sabe quienes serán los contribuyente revisados, por lo que todos debemos estar preparados para recibir y enfrentar con éxito una revisión fiscal electrónica. http://eleconomista.com.mx/finanzas-publicas/2015/12/09/sat-va-2016-mas-15000-auditorias-electronicas

Es importante tener en cuenta que las 15,000 revisiones electrónicas que ha anunciado el SAT sólo son para arrancar el 2016, esto significa que durante el próximo año se tiene previsto realizar muchas más revisiones de este tipo en las que no se requiere personas que esté visitando a los contribuyentes, así que invirtiendo poco personal y poco tiempo el SAT pretende afectar económica y patrimonialmente a miles de contribuyentes.

Por lo anterior, es menester que los contribuyentes obtengan asesoría legal fiscal especializada que les permita estar preparados para recibir una revisión electrónica y enfrentarla con éxito. El SAT no quiere que los contribuyentes se defiendan, por eso a través de la PRODECON los convencerá de que opten por tramitar acuerdos conclusivos y paguen las contribuciones determinadas, por eso la asesoría debe ser proporcionada por fiscalistas expertos en la protección del patrimonio de los contribuyentes.

Conoce cómo podemos ayudarte ante este novedoso problema que enfrentarán los contribuyentes http://defensa-fiscal.com.mx/services/ De igual manera te invitamos a estar atento a nuestras próximas Conferencias sobre este importante tema para que puedas proteger tu patrimonio, tu negocio y tu libertad.

Visita nuestro videoblog sobre este tema: https://youtu.be/pqrpElr9nuU

Related Post

Leave us a reply