Panama papers: los paraísos fiscales y el lavado de dinero

frog-1234781_1920

Ayer, 3 de Abril de 2016, se difundió una lista de políticos y empresarios de diversas partes del mundo que han utilizado los servicios de un despacho ubicado en Panamá para obtener beneficios fiscales a través del uso de empresas offshore establecidas en paraísos fiscales.

Hacer uso de una empresa offshore en un paraíso fiscal consiste en crear una sociedad anónima (los nombres de los socios son ocultos) o mediante testaferros (para ocultar la identidad de los verdaderos socios) la cual se establece en un país o un territorio en donde existen regímenes fiscales favorables para personas no residentes que establecen ahí su domicilio fiscal o legal, los beneficios que se obtienen son las exenciones o reducciones considerables en el pago de impuestos, así como el secreto bancario.

Parece muy atractivo el esquema, aparentemente se puede lograr reducir o disminuir el pago de impuestos y además se oculta la identidad del generador o real propietario de los recursos… pero con un poco de conocimientos en materia fiscal, esa “estrategia” se derrumba.

Vamos a referirnos a mexicanos (políticos y empresarios) que utilizan este tipo de esquemas, ya sea a través del despacho Mossack Fonseca o de cualquier otro.

El político mexicano obtiene sumas importantes de dinero, las cuales no se justifican con sus ingresos legítimos y por lo mismo no quiere que sean detectadas por las autoridades fiscales mexicanas, para ello esos recursos de procedencia ilícita (corrupción, malversación, enriquecimiento ilícito, etc.) son enviados a paraísos fiscales en donde se constituyen empresas offshore.

Por su parte, el empresario mexicano obtiene sumas de dinero que tampoco se justifican con sus ingresos declarados fiscalmente y para que el fisco no lo detecte, esos recursos de procedencia ilícita (evasión fiscal, producto de la compra de facturas, corrupción, etc.) se envían a paraísos fiscales en donde se constituyen empresas offshore.

El artículo 400 Bis del Código Penal Federal establece que quien traspase, transporte o transfiera del territorio nacional al extranjero recursos que proceden o representan el producto de una actividad ilícita, estará realizando operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero), así como también cuando se pretenda oculta o encubrir la naturaleza, origen, ubicación, propiedad o titularidad de dichos recursos que proceden o representan el producto de una actividad ilícita.

De esta manera, los políticos y empresarios que envían dinero a paraísos fiscales para manejarlos a través de empresas offshore, están incurriendo en las conductas que tipifican en delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero) y en su momento podrán ser investigados, procesados y sancionados por las autoridades mexicanas, independientemente de que los recursos se encuentren en un paraíso fiscal, pues además en el futuro cercano los paraísos fiscales dejarán de existir ya que a nivel mundial se está trabajando desde hace varios años en la eliminación de ellos y se presiona a los distintos países y territorio para que tengan más cooperación y transparencia fiscal y bancaria. Abundando en el tema del lavado de dinero, entre más movimientos se realicen para tratar de ocultar el origen del dinero o para tratar de encubrir su rastro o movimiento, mayor será la evidencia de la intención de cometer esas conductas. Supongamos que una persona envía el dinero al extranjero a nombre de un tercero (prestanombre), el cual se deposita en una cuenta anónima (cuentas que supuestamente no tienen nombre, sino un número) para después aportarlo a una empresa offshore (sociedad anónima que no paga impuestos); todos estos movimientos sólo dejan evidencia de que se realizaron con la intención de ocultar o encubrir el origen, movimiento y destino de los recursos así como la identidad de su real propietario o titular.

Tan solo hay que poner atención en el intercambio de información con EEUU y el programa de repatriación de capitales que vence en Junio de 2016. Desde Noviembre de 2015 EEUU envió al gobierno mexicano la información de los mexicanos que tienen y han tenido cuentas bancarias e inversiones en aquel país en los últimos 10 años. Los mexicanos que tienen o han tenido cuentas bancarias o inversiones en EEUU, durante los primeros 6 meses de 2016 tienen la oportunidad de retornar su dinero, pagando las contribuciones históricas que dejaron de pagar cuando enviaron ese dinero o cuando se generaron los intereses en dichas cuentas con el beneficio de que se les condonan la actualización y los recargos, además de que no se les impondrían multas y el dinero que enviaron no se considerará para efectos de la discrepancia fiscal. Si no lo hacen así, las autoridades fiscales mexicanas determinarán las contribuciones omitidas, la actualización, los recargos, impondrán las multas correspondientes y en algunos casos formularán las querellas por defraudación fiscal en contra de los mexicanos que tienen o tuvieron cuentas en EEUU y que en ellas manejaron dinero que no declararon fiscalmente en el país de origen, es decir, en México.

Lo mismo ocurrirá con los mexicanos que han utilizado los servicios de Mossack Fonseca, o de cualquier otro despacho, para enviar su dinero a Panamá para constituir empresas offshore o para invertirlo en paraísos fiscales. En un futuro cercano esos países también tendrán la obligación de enviar al gobierno mexicano la información de los mexicanos que tienen o han tenido cuentas bancarias o inversiones y el fisco mexicano podrá determinar las contribuciones omitidas, la actualización, los recargos, las multas correspondientes, formular las querellas por defraudación fiscal o por lavado de dinero, ya que el uso de los paraísos fiscales y las empresas offshore tiene como propósito la ocultación o el encubrimiento de la naturaleza, origen, ubicación, propiedad o titularidad de recursos que proceden o representan el producto de una actividad ilícita (evasión fiscal, corrupción, enriquecimiento ilícito, etc.). Es importante tener en cuenta que la información que enviarán no será a partir de que se eliminen los secretos fiscales o bancarios, sino por los últimos 10 años. Por ejemplo, si en 2018 se realiza el intercambio de información, esos países enviarán al fisco mexicano la información de 2007 a 2017.

Los mexicanos que han enviado dinero a EEUU, a algún paraíso fiscal o que han utilizado empresas offshore, siguiendo la mala asesoría de algunos despachos, no necesariamente tienen que esperar a que se eliminen los paraísos fiscales y los secretos fiscales y bancarios alrededor del mundo, tampoco tienen que esperar a que el fisco mexicano ejerza sus facultades para determinarles las contribuciones omitidas, así como tampoco tienen que esperar a ser querellados o denunciados por defraudación fiscal o lavado de dinero, mucho menos tienen que continuar siendo asesorados por esos despachos que les ofrecen esquemas para no pagar impuestos ya que en el futuro cercano todas sus “estrategias” se vendrán abajo y son ellos, los contribuyentes, los que pagarán las consecuencias, en el mejor de los casos perdiendo su patrimonio, en el peor de los casos perdiendo su libertad.

Pero no todo está perdido. En nuestro despacho podemos encontrar soluciones legales, apegadas a estricto derecho, para quienes tienen o han tenido cuentas en el extranjero, logrando la protección de su dinero, de su patrimonio y de su libertad. El programa de retorno de capitales que el SAT está llevando a cabo durante el primer semestre de 2016 no es la única opción, hay otras con las que el contribuyente se puede ver aún más beneficiado y puede disponer de su dinero sin necesidad de invertirlo en los rubros que exige el programa del SAT.

Conoce algunos de los servicios que ofrece nuestra firma especializada en la solución de complejos problemas fiscales como el que comentamos en este blog.

Hacemos la aclaración de que nuestros servicios no están dirigidos a los políticos corruptos, sino a personas que han obtenido asesoría indebida por parte de ciertos despachos que sólo venden engaños, muchos de ellos, firmas con presencia nacional y hasta internacional, lo que no necesariamente significa que sus servicios se apeguen a la Ley.

Blog Attachment
  • frog-1234781_1920

Related Post

1 Comment

    • Hugo Santiago
      31/05/2016, 6:03 pm

      TEMA:
      PARAISOS FISCALES: PANAMA
      Qué interesante saber cómo el dinero de todos se lo llevan unos pocos. Y como si nada, eso no temdrá remedio sino el día del jucio.
      Pero tengo una pregunta. Cualquier mexicano que haya tenido una cuenta en USA com por ejemplo un trabajador migrante, ¿Será objeto de esas amenaas? En verdad, en verdad, que las leyes nuevas no so legañes, no se basan en el derecho sino en la conveniencia de una clase que quiere dominar todo de todo al estilo de George Orwel en su libro 198. Agradecería infinitament una respuesta ami pregunta. Muchas gracias.

      Leave a reply

Leave us a reply