Investigaciones Financieras Paralelas de la PGR

La importancia de que tus recursos, derechos y bienes sean de procedencia lícita

Febrero 26, 2018

El 22 de Febrero de 2018 se publicó en el DOF el Oficio Circular No. C/002/18 de la PGR por el que se instruye a los titulares de las unidades administrativas de la PGR que den a conocer al personal que tienen adscrito el Protocolo de Actuación Investigaciones Financieras Paralelas.

A partir del 23 de Febrero de 2018 todos los Agentes del Ministerio Público de la Federación que estén llevando a cabo una indagatoria por cualquier hecho con apariencia de delito, deben iniciar una investigación paralela sobre los recursos, bienes, o derechos de la persona investigada, y si hubiere indicios fundados de su dudosa procedencia, se deberá integrar la respectiva carpeta de investigación por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero).

Esto significa que cuando exista una denuncia o querella por cualquier delito del orden federal, la persona denunciada o querellada automáticamente será investigada por lavado de dinero y, si el MP cuenta con elementos suficientes, integrará la carpeta de investigación y la judicializará, independientemente del curso que siga la investigación iniciada con anterioridad.

La investigación financiera paralela se extenderá a todas aquellas personas físicas y jurídicas, así como a cualquier otro tipo de vehículos corporativos o financieros con los que la investigación principal tenga relación, incluyendo los beneficiarios, propietarios reales, titulares, cotitulares, fideicomisarios, fideicomitentes, firmantes y/o representantes legales de las personas investigadas, así como a los proveedores de recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza.

Dentro de la investigación financiera paralela, la PGR podrá solicitar toda la información que le permita conocer la identidad de las personas investigadas, su modus vivendi, status social, estado civil así como el de sus familiares, con qué periodicidad salen del país, cuáles son sus destinos, las transacciones efectuadas, el monto de sus operaciones, el tipo de ahorro con el que cuentan así como el monto del mismo, el incremento patrimonial de acuerdo a los activos que manejan, los vínculos entre recursos económicos y personas en otros países, las actividades comerciales que tienen registradas, si se encuentran al corriente con sus impuestos, la comparación entre lo que se reporta al SAT y lo que se maneja en el sistema financiero, las propiedades inmuebles, su valor y características, las empresas de las que son socios, y sus actividades. Para esto, dice el Protocolo, nada es irrelevante, por ejemplo, un estado de cuenta, un boleto de avión, una escritura pública, un vehículo, una obra de arte… todo debe ser investigado.

Desde el año 2004, en el Libro “Estudio Práctico sobre las Reformas al CFF” publicado por Ediciones Fiscales ISEF, S. A. dijimos que “… quienes tengan duda sobre si su conducta pudiera encuadrar en el delito de ‘lavado de dinero’, deben acudir de inmediato con abogados fiscalistas y penalistas expertos en la materia, para que conforme a estricto derecho los asesoren con el propósito de reducir o eliminar el problema, de tal suerte que no pierdan su patrimonio ni su libertad”.

En 2018, más que nunca, es necesario que todas las personas que manejen recursos, derechos o bienes, cuenten con la asesoría de abogados expertos en la detección y corrección de lavado de dinero, ya que estas conductas deben corregirse espontáneamente antes de que se inicie una investigación, pues una vez integrada la carpeta de investigación será demasiado tarde y la persona podrá verse privado de su dinero, patrimonio y libertad.

No hay delito más peligroso que el lavado de dinero

No importa cuál sea el delito por el que la PGR esté investigando a una persona, en todos los casos se investigará el origen lícito de los recursos, derechos o bienes que maneja esa persona, sus familiares, sus empresas, sus beneficiarios, sus testaferros, etc. Si esto únicamente se utilizara en contra de los políticos corruptos o de los criminales de alta peligrosidad, estaría bien, el problema es que todos podemos estar bajo este tipo de investigaciones.

Todos los problemas se pueden evitar si hoy, antes de que la PGR comience a solicitar información, tú mismo te cercioras de que todos tus recursos, derechos o bienes estén declarados fiscalmente, pues esa será la única forma en la que podrás acreditar su legítima procedencia, por supuesto, con la asesoría de un abogado experto en el tema.

Hoy se confirma lo que también hemos dicho desde hace varios años, para que el abogado fiscalista sea eficaz debe también ser penalista y, para que el abogado penalista sea eficiente debe también ser fiscalista y, desde luego, expertos en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Si deseas información sobre nuestros libros o cursos puedes ponerte en contacto a los teléfonos (55) 5687-0184 o (222) 243-2211.

Related Post

Leave us a reply