Evasión fiscal en el futbol … y en todos lados

Agosto 18, 2018

Esta semana se difundió la noticia sobre los dobles contratos que se manejan entre el equipo de fútbol Tiburones Rojos de Veracruz y algunos de sus jugadores, y con ello la especulación sobre una presunta evasión fiscal.

Se conoció que el esquema opera de la siguiente forma:

El equipo le hizo al jugador el ofrecimiento de un sueldo de $40mil dólares mensuales por la temporada 2018, pero a la hora de contratarlo le realiza el pago en dos partes, $50 mil pesos por concepto de sueldo y $710 mil pesos por los derechos sobre su imagen, amparando cada pago con distintos contratos, el primero por la relación laboral entre el equipo y el jugador, y el segundo por la cesión de los derechos de la imagen del jugador a una empresa ajena al equipo. (Fuente: http://www.record.com.mx/futbol-futbol-nacional-liga-mx-veracruz/como-operan-los-dobles-contratos-en-veracruz)

De esta manera, los impuestos y demás contribuciones relacionados con la relación laboral se calculan y pagan sobre una base reducida ($50 mil pesos), mientras que el resto del pago ($710 mil pesos) se le entrega “libre de impuestos” a través de una empresa aparentemente fantasma.

Pero la evasión fiscal en el futbol no es algo nuevo. El 19 de Mayo de 2010 el SAT dio a conocer en el Comunicado de Prensa 68/2010, titulado “CONTINÚAN LAS ACCIONES DE FISCALIZACIÓN A DESPACHOS POR PRÁCTICAS FISCALES INDEBIDAS”, que el despacho IDN asesoraba a equipos de futbol para evadir al fisco y no pagar las retenciones por los salarios que se pagan a los futbolistas.

Por otra parte, el 01 de Diciembre de 2001 la PGR emitió el Boletín 1606/11 titulado “FORMAL PRISIÓN CONTRA TRES PERSONAS, POR DEFRAUDACIÓN FISCAL”, en el que dio a conocer que se obtuvo auto de formal prisión contra los directivos del Club de futbol Indios de Ciudad Juárez por defraudar al fisco al no enterar las retenciones de los sueldos que le pagaban a jugadores y al director técnico, haciendo uso de esquemas de outsourcing.

El caso de los Tiburones Rojos de Veracruz nos hace recordar al de Lionel Messi, quien fue condenado por fraude fiscal derivado de la omisión de los ingresos que obtuvo por la explotación de su imagen. En Mayo de 2017 el Tribunal Supremo de Justicia español sentenció a Messi y a su padre por defraudar 4.1 millones de euros durante 2007, 2008 y 2009.

En el futbol, como en cualquier otro negocio, la carga tributaria es elevada, por eso los empresarios buscan esquemas que reduzcan este impacto económico, por ejemplo el outsourcing, los asimilados a salarios, el uso de sindicatos, las sociedades cooperativas, los alimentos exentos, etc. Y no son pocos los pseudo asesores fiscales que satisfacen –o crean– esta necesidad.

Messi creyó que la “estrategia” diseñada por sus asesores fiscales tendría éxito. Lo mismo piensan los directivos y jugadores de los equipos de futbol en México acerca los esquemas que les venden sus asesores fiscales. Y lo mismo creen los empresarios y contribuyentes de cualquier otro giro. Lo cierto es que la planeación fiscal de Messi no funcionó, pues tuvo que declararse culpable y pagar una multa para no ingresar a prisión. ¿Qué pasará con los equipos y jugadores de futbol en México, y con los demás contribuyentes?

La autoridad fiscal mexicana no tardó en dar a conocer su postura. Samuel Magaña Espinosa, Administrador Central de Planeación y Programación de Auditoría Fiscal Federal del SAT, dijo que el SAT investiga y analiza todo ingreso y toda salida de dinero, pueden consultar las cuentas bancarias, las facturas, se analizan los esquemas de outsourcing, los de asimilados a salarios y cualquier figura de planeación, esto para detectar a todas aquellas personas que evaden al fisco, no nada más los futbolistas.

Ver http://www.eluniversal.com.mx/universal-deportes/futbol/sat-tambien-investigaria-cuentas-bancarias-de-jugadores

El SAT conoce de todos nosotros, las cuentas bancarias, las tarjetas de crédito, las adquisiciones de bienes (inmuebles, vehículos, joyas, obras de arte, etc), y una infinidad de gastos que realizamos (pólizas de seguros, predial, tenencia, teléfono, colegiaturas, etc), por lo que todo el dinero que utilicemos debe tener un respaldo fiscal correcto.

Cuando se hace uso de esquemas para evadir al fisco, momentáneamente se obtiene un beneficio, pero el fisco hará una comparación entre los ingresos declarados fiscalmente, los depósitos recibidos y las erogaciones efectuadas, y ahí es donde descubrirá que la evasión fue producto de una “estrategia” o planeación, procediendo de distintas maneras a la recuperación de lo omitido.

Te invitamos a realizar tu Test Fiscal para conocer qué tanto riesgo estás corriendo y tomes medidas preventivas.

Related Post

Leave us a reply