El Buen Fin y su objetivo fiscal

El Buen Fin es un fin de semana en el que supuestamente los comercios ofrecen descuentos con el objetivo de beneficiar a los consumidores y activar la economía. Pero es mucho más que eso y quien está detrás es la SHCP con sus herramientas fiscalizadoras.

En realidad el Buen Fin persigue que se utilicen los medios de pago electrónicos, es decir, las tarjetas de crédito y de débito, en lugar del dinero en efectivo. Para ello, a través de un Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, se otorga un estímulo fiscal a los emisores de tarjetas (bancarias y no bancarias) que consiste en que podrán acreditar contra el ISR propio o retenido, el importe de los premios que entreguen a sus cuentahabientes.

Esto significa que tú utilizas tu tarjeta para las compras del Buen Fin, participas en un sorteo en el que te pueden reembolsar hasta $10,000, y el banco o la entidad que te otorgue el premio acredita esa cantidad contra el ISR. Es decir, el fisco es quien está pagando los premios que en este año serán por un total acumulado de hasta $500 millones de pesos.

Entonces, ¿qué gana la SHCP?
Cada vez con más frecuencia e intensidad se practicarán revisiones fiscales a las personas físicas, tanto inscritas como no inscritas en el RFC, en las que se cuestionarán los pagos a las tarjetas de crédito y los depósitos a las cuentas bancarias “personales”.

Todos los pagos en efectivo a la tarjeta de crédito así como todos los depósitos a las cuentas bancarias “personales” serán considerados ingresos omitidos.

Con este procedimiento, las autoridades fiscales determinarán cuantiosos adeudos a las personas físicas que tengan una situación fiscal irregular.

Recomendaciones:
1. El saldo de las tarjetas de crédito se debe pagar con cheque o transferencia proveniente de la cuenta bancaria fiscal, nunca con efectivo.
2. No se deben tener cuentas bancarias “personales”.
3. Si cumples con los 2 requisitos anteriores, puedes participar tranquilamente en las promociones del Buen Fin.
4. Si no cumples con los puntos 1 y 2, debes obtener asesoría fiscal legal especializada que resuelva tu problema antes de que la autoridad fiscal te inicie una revisión.

Realiza tu test fiscal, conoce nuestros servicios útiles para solucionar este tipo de problemas y asiste a nuestras conferencias para que protejas tu patrimonio y libertad ante el fisco.

Related Post

2 Comments

Leave us a reply