¿Cómo le hacen quienes venden facturas?

taxes-1032645_1920

Desde Enero de 2014 el SAT está llevando a cabo el procedimiento establecido en el artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación para sancionar a quienes han recurrido a la compra de facturas o a esquemas fiscales para pagar menos impuestos (algunos outsourcing, esquemas de asimilados a salarios, alimentos exentos, sindicatos, cooperativas, etc., etc., etc.)

Desde entonces hasta el día de hoy, 16 de Marzo de 2016, el SAT ha notificado a más de 1,154 contribuyentes que presuntamente han emitido comprobantes que amparan operaciones inexistentes, de los cuales, 509 no han aportado argumentos y pruebas para desvirtuar dicha presunción, y 114 aun cuando sí han aportado argumentos y pruebas para desvirtuar dicha presunción no lo han logrado. En más de dos años, sólo 9 de los 1,154 contribuyentes han logrado desvirtuar las presunciones de la autoridad. Los restantes seguirán la misma tendencia, el 20% aportará pruebas y argumentos pero no lograrán demostrar que las operaciones que amparan sus comprobantes fueron reales, y el 80% de plano no se manifestará al respecto, por lo que el SAT continuará resolviendo que los comprobantes que han expedido definitivamente amparan operaciones inexistentes y por lo tanto no producen ni produjeron efectos fiscales.

Bueno, pero entonces ¿cómo le hacen los grupos criminales que venden facturas y esquemas fiscales para pagar menos impuestos, si la autoridad fiscal ya está trabajando para combatir estas prácticas?

Es muy fácil, a continuación explicaremos algunos puntos:

  • En primer lugar hay que tener claro que el procedimiento del artículo 69-B del CFF no va en contra de quienes venden este tipo de esquemas, sino en contra de quienes los compran. Las sanciones para éstos últimos son: créditos fiscales de más del 100% del importe de las facturas (impuestos omitidos + actualización + recargos + multas + aumentos de multas) y en algunos casos prisión de hasta 13 años y medio (la simulación de actos u operaciones es delito equiparable a defraudación fiscal). Así que a la autoridad fiscal no le interesa sancionar a quienes venden este tipo de esquemas, al contrario, quiere que lo sigan haciendo para que después haya más personas a quienes puedan sancionar.
  • Quienes venden estos esquemas utilizan a contribuyentes (personas físicas o morales insolventes) a quienes mantienen en operación durante 2 o 3 años y después los desaparecen ilegalmente. Los 1,154 contribuyentes que han sido notificados hasta hoy por haber emitido comprobantes de operaciones inexistentes, actualmente ya no están operando, de hecho la mayoría de ellos ni siquiera está localizable en su domicilio fiscal. Por eso, aunque salgan en los listados del SAT y aunque les hayan cancelado su sello digital, quienes venden estos esquemas no se preocupan ya que de por sí esos contribuyentes ya no estaban operando.
  • Los grupos criminales –que se hacen llamar “fiscalistas”– que venden estos esquemas, hoy están utilizando a contribuyentes de reciente creación, a quienes aún no les inician el procedimiento del artículo 69-B del CFF y es por eso que pueden emitir comprobantes sin problema alguno. En uno o dos años la autoridad les notificará la presunción de operaciones inexistentes y cuando llegue ese momento, estos criminales tampoco se preocuparán pues para entonces estarán utilizando a otros contribuyentes, y los actuales estarán desaparecidos.
  • Quienes venden estos esquemas, en los pocos casos que han pretendido desvirtuar la presunción de operaciones inexistentes, no han manifestado argumentos de fondo ni aportado pruebas contundentes, pues sólo se han limitado a alegar que el procedimiento del artículo 69-B del CFF es retroactivo, que se violan sus derechos y en dado caso exhiben pruebas que no demuestran que sus operaciones hayan sido reales. La SCJN ya ha resuelto que el procedimiento del artículo 69-B del CFF es constitucional y que no viola derecho alguno.
  • Quienes venden estos esquemas le ofrecen a sus clientes que ellos se hacen cargo de la defensa de la supuesta estrategia, lo cual está incluido en la comisión que en su momento pagaron por dicho esquema. Pero esto es una fantasía. La mayoría de quienes emitieron los comprobantes no están localizables en su domicilio fiscal y además no tienen forma de demostrar que sus operaciones fueron reales, además emitieron comprobantes por bienes y servicios tan diversos que es imposible que prueben la materialidad de las operaciones. Los criminales que venden facturas y “estrategias” fiscales ya engañaron una vez a sus clientes –cuando les ofrecieron el esquema–, y lo volverán a hacer –cuando les digan que se encargan de la defensa–. Finalmente el que compró las facturas o utilizó el esquema para pagar menos impuestos será sancionado con la determinación de un cuantioso crédito fiscal y correrá el riesgo de ser acusado y sentenciado por defraudación fiscal equiparada.

Por todo lo anterior, si quien ha comprado facturas o utilizado esquemas para pagar menos impuestos –le llaman “estrategia” pero en realidad es algo muy burdo– desea resolver su problema, lo primero que debe hacer es dejar de confiar en quien le vendió dicho esquema y debe buscar asesoría profesional para resolver el problema en que ya se encuentra inmerso.

Así como en las cuestiones de salud hay médicos especialistas que pueden intervenir en los casos más complejos, en materia fiscal también hay especialistas que pueden dar una solución favorable a los problemas más difíciles.

Quienes han comprado facturas o utilizado esquemas para pagar menos impuestos pueden resolver su problema si recurren a asesoría especializada –no a quienes les vendieron el esquema– antes de que la autoridad les notifique alguna gestión. Si se esperan a que la autoridad practique alguna revisión o notifique alguna gestión y además recurren a quien les vendió el esquema, sin duda enfrentarán graves problemas en un futuro no muy lejano.

En Defensa Fiscal somos expertos en la solución de problemas complejos como el que hemos mencionado. Te invitamos a visitar nuestras secciones Test Fiscal y Servicios.

Blog Attachment
  • taxes-1032645_1920

Related Post

3 Comments

    • GERMAN DE LA ROSA R.
      01/07/2017, 8:06 am

      ENTONCES YA QUE NO HAY CASTIGO ALGUNO PARA QUIEN VENDE LAS FACTURAS FALSAS Y QUEDAN IMPUNES, HAY ALGO LEGAL A HACER CON ESE TIPO DE PERSONAS O TOMO LA JUSTICIA POR MI PROPIA MANO? YA QUE AL PARECER A LA JUSTICIA NO LE INTERESAN ESAS PERSONAS SEGUN ELLOS ILOCALIZABLES… YO TENGO LOS MEDIOS PARA LOCALIZARLOS Y A QUIENES ME HAN PERJUDICADO LOS TENGO VIGILADOS, DEBO ENTENDER DE ESTO QUE ASI TAMBIEN YO PUEDO ENTONCES HACER LO QUE ME SEA CONVENIENTE PARA MIS PROPIOS INTERESES. A MI SI ME INTERESAN ESTE TIPO DE CHARLATANES SI A LA AUTORIDAD NO, ENTONCES SOY LIBRE DE HACER LO QUE QUIERA CON ELLOS? SI ES ASI, ENTONCES NO HAY MAS QUE DECIR. GRACIAS POR SU ORIENTACION.

      Leave a reply
  • Responsabilidad de los Fedatarios en la creación de empresas fantasma | CAV

    • Galileo
      31/05/2016, 12:37 pm

      Excelente artículo, tuve la oportunidad de trabajar en un lugar dedicado a eso, y la verdad que todo lo que mencionas es REAL tal cual.

      Saludos

      Leave a reply

Leave us a reply