Amparo contra gasolinazo. Lo que necesitas saber

Enero 12, 2017.
El 1° de enero de 2017 amanecimos con un considerable aumento en los precios de la gasolina y el diésel.

No faltaron las personas que de inmediato tuvieron la idea de “ampararse contra el gasolinazo”, y las propuestas han sido de lo más variadas –algunas rayando en lo absurdo–. Hay abogados que proponen el amparo masivo para que el asunto llegue a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y que sea el Poder Judicial Federal (PJF) quien declare inconstitucional y violatorio de derechos el procedimiento que debe llevar a cabo la Secretaría de Economía para fijar el precio de la gasolina. Otras personas, que seguramente no son abogados, difunden la equivocada idea de que cualquier persona puede llenar un formato de amparo, firmarlo y mostrarlo cuando vaya a cargar gasolina y así podrá seguir pagando el precio vigente el año anterior, nada más descabellado. Hay abogados que en distintos lugares del país han presentado su amparo ante el PJF, incluso hasta lo han subido a sus páginas de internet para que sea descargado y utilizado por quien lo considere conveniente. Dan la idea de que es algo fácil, sencillo, que cualquiera puede hacer, pero sobretodo, generan la expectativa de un resultado… que podemos echar abajo el incremento del precio de las gasolinas.

Si estás contemplando la idea de unirte a la presentación de amparos contra el gasolinazo, debes saber algo importante para que no te lleves sorpresas desagradables.

  • Nuestro país, desde hace muchísimos años, le compra la gasolina a productores extranjeros quienes la venden a precio de mercado, es decir, fijan el precio como el de cualquier otro producto, toman en cuenta el costo de materia prima, de producción, de traslado, entre otros factores. En años anteriores, el precio de la gasolina que PEMEX compraba a los productores extranjeros era elevado porque el precio de la materia prima (petróleo) era elevado, y también por los altísimos impuestos que se aplican a productos de importación, no obstante, los consumidores mexicanos comprábamos la gasolina pagando precios fijos, gracias a que el gobierno subsidiaba el precio real.
  • La reforma energética ejecutada por Enrique Peña Nieto fue planeada por las grandes empresas petroleras que operan a nivel mundial, el objetivo de la reforma es que esas empresas, además de vender la gasolina que consumimos los mexicanos, participen en la extracción y transporte del petróleo en territorio mexicano. Con esto, las grandes empresas petroleras se quedan con el negocio completo: ganan al extraer el petróleo, ganan al transportar el petróleo, ganan al vender la gasolina. Un resultado de la reforma energética consiste en eliminar el subsidio que aporta el gobierno, lo que estaba previsto que ocurriera hasta 2018, pero por algún motivo, se decidió adelantar ese momento, así que la liberación del precio de la gasolina se llevará a cabo gradualmente durante 2017.
  • En 2018, en todo el país, el precio de la gasolina será el que fije el mercado internacional, el que decidan las empresas extranjeras que producen y venden la gasolina, desde luego adicionado con los impuestos que establece el gobierno, por lo que habrá días que el litro de gasolina cueste $20.00, otros días costará $25.00, y otros días puede llegar a $30.00 o más.

Ahora hablemos de la tramitación legal que tendrá el amparo contra el gasolinazo:

  • Debes presentar tu demanda de amparo ante un Juzgado de Distrito.
  • El Juez admitirá a trámite tu demanda de amparo y solicitará a la autoridad responsable el informe justificado.
  • No te otorgarán la suspensión del acto reclamado, es decir, mientras se tramita el amparo tendrás que pagar el precio vigente de la gasolina.
  • La SCJN publicará un Acuerdo para ordenar la suspensión del plazo para resolver los asuntos en los que se alegue la inconstitucionalidad del procedimiento para fijar el precio de la gasolina en tanto se emite la jurisprudencia al respecto, por lo que tu amparo estará ahí atorado.
  • Después de varios meses, la SCJN atraerá 5 amparos y los resolverá declarando la constitucionalidad del procedimiento para la determinación del precio de la gasolina y que no es violatorio de derechos. Con base en esas 5 resoluciones, la SCJN emitirá jurisprudencia fijando el criterio judicial.
  • Transcurridos otros tantos meses, la SCJN publicará un Acuerdo para declarar que se levante la suspensión y ordenará que los Juzgados de Distrito resuelvan los amparos contra el gasolinazo siguiendo el criterio establecido en la jurisprudencia.
  • Finalmente, después de dos años o más, recibirás la resolución en la que no se te concede el amparo y protección de la justicia de la unión, en otras palabras, perderás el amparo.

En 2008 entró en vigor el IETU, miles de contribuyentes se ampararon, y la SCJN tardó más de 2 años en declarar su constitucionalidad.

En 2014 entraron en vigor el buzón tributario, la contabilidad electrónica y las revisiones electrónicas, miles de contribuyentes se ampararon, y la SCJN tardó casi 3 años en declarar su constitucionalidad.

Es ingenuo creer que el PJF nos va a dar la razón en el tema del aumento del precio de la gasolina. Es ingenuo pensar que la SCJN va a resolver que la reforma energética es violatoria de derechos –aunque en realidad sí lo es–. Es ingenuo imaginar que se va a revertir el gasolinazo y que se logrará en breve lapso. Recordemos que el gobierno es un simple ejecutor del plan diseñado por las grandes empresas petroleras, las cuales tienen el poder económico suficiente para lograr que los gobiernos hagan lo que a ellos les conviene. Recordemos también que los ministros de la SCJN no tienen el menor remordimiento cuando emiten resoluciones que afectan a los mexicanos. Recordemos que los ministros de la SCJN tienen un sueldo mensual de más de medio millón de pesos, sin contar los excesivos beneficios y prestaciones que se les conceden.

Es cierto que promover el amparo contra el gasolinazo no te costará dinero porque los abogados que lo han hecho ya te obsequiaron el formato que puedes descargar de internet, pero también es verdad que verás pasar el tiempo y que tu amparo no se resuelve, que el precio de la gasolina ya se liberó y volvió a subir, y al final cuando pierdas el amparo te llevarás una gran desilusión, la cual suavizarás justificando tu ingenuidad diciendo “bueno, el intento se hizo”.

Esperamos que analices esta información para que tomes tu decisión con pleno conocimiento de causa. Si eliges promover el amparo, ya estás conocedor de que invertirás tu tiempo en algo que será infructuoso.

Related Post

3 Comments

Leave us a reply